EXTRACCIÓN DENTAL

Aunque la causa más frecuente por la que extraer un diente es en primer lugar la caries y en segundo lugar la movilidad producida por la enfermedad periodontal (piorrea), existen otras situaciones en las que hay que realizar la extracción de un diente:

· Dientes fracturados

· Extracción de dientes sanos para realizar tratamientos de ortodoncia.

· Extracción de dientes para facilitar la construcción de una prótesis.

· Dientes temporales (o de leche) retenidos. Si los dientes de leche no se recambian a su debido tiempo, pueden provocar una alteración en la posición o erupción de los dientes definitivos, por lo que deben ser extraídos.

La extracción se realiza bajo anestesia local. Con un fórceps (o pinza) se sujeta el diente y se tracciona extrayéndolo.

Dental Mulet - extraccion

Antes de abandonar la consulta, se le deben explicar al paciente las pautas que ha de seguir en las primeras 24 horas: no fumar, tomar alimentos fríos y blandos, evitar enjuagarse o escupir, no cepillarse los dientes…